Ni sicarios ni crimen político: un ajuste de cuentas «gitano» detrás del atentado contra Yadón y Olivares

Policiales 10 de mayo de 2019

Lejos de las primeras hipótesis que se promovían desde los medios de comunicación, el ataque que se cobró la vida del asesor del diputado Héctor Olivares, Miguel Yadón, y que dejó gravemente herido al legislador, no sería un caso de sicarios profesionales ni estaría relacionado a la actividad política, sino a un ajuste de cuentas personal de una «banda de gitanos» contra Miguel Yadón.


El VW Vento gris patente LYS 656 con el que fue realizado el crimen a las 6:51 de la mañana, es estacionado a las 7:01 de la mañana a pocas cuadras, en Bartolomé Mitre 1444. El auto está a nombre José Jesús Fernández «el gitano», DNI 25.453.702, un cocinero, inscripto en AFIP como monotributista en el sector de servicios, vinculado a actividades de preparación y expendio de comidas y bebidas, domiciliado en avenida Belgrano al 1753, quien tiene 4 armas de fuego a su nombre, una de calibre 40 como la usada en el crimen. El cómplice sería sería su hijo o sobrino, apodado «el cebolla». Ninguno tendría antecedentes penales.
Fernández conocería a Yadón, quien según los investigadores tendría nexos con la comunidad gitana. Las hipótesis más fuertes apuntan a alguna disputa por dinero o por alguna cuestión de relaciones afectivas («crimen pasional»), lejos de las hipótesis de atentado político.

Sin embargo, los medios masivos retrasaron la difusión de esta información para desplazar otros temas de la agenda del día y sostener un posible crimen político. La periodista cercana al macrismo, Silvia Mercado, llegó a plantear: «¿Está descartada la hipótesis de que este fue un ataque para desestabilizar a la democracia?». Nada más lejos.
Desde que se conocieron las primeras imágenes llamaron la atención distintos elementos: la zona elegida, ampliamente cubierta por todo tipo de cámaras; cometen el crimen a cara descubierta y exhiben gran lentitud para retirarse; pudiendo asesinar a Olivares solo se encargaron de rematar a Yadón y descartar al diputado (¿un sicario profesional iba a dejar a un testigo vivo?; el auto no había sido robado, era conducido por su dueño; no descartan el auto sino que lo dejan en la cochera que usaban desde hacía tiempo, quedando filmados por las cámaras de las cocheras; la persona de mayor porte y ropa azul que baja del auto en la cochera camina con dificultad en ambos videos lo que además de despejar dudas sobre la identidad permite pensar en un estado de ebriedad, lo que también relataron los empleados del estacionamiento; a los pocos minutos uno de los dos atacantes regresa al auto, se supone que para eliminar evidencias. O sea: dejaron demasiadas huellas para tratarse de sicarios profesionales o «mafias organizadas», como expuso Patricia Bullrich.

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
 
Sociedad

Apagon histórico: La desmentida de yacyreta, Macri y Midlin detrás de la corrupción de Yacylec  y Transener

El histórico apagón que dejó sin energía eléctrica a la Argentina desde durante este domingo 16 de junio no pudo ser explicado por el Gobierno Nacional, el que tardó más de 7 horas para pronunciarse mediante una conferencia de prensa del secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, en la que solo se atinó a decir que: "No hay razones para que esto haya ocurrido, pero la realidad es que ocurrió". O sea, la nada misma. ¿El Gobierno desconoce las causas del inédito suceso o esconde información? 

Politica
 
 
Municipales
 
 
Policiales
 
 
Deportes
 
 
Cultura